Información del producto
PEDIDOS
Los injertos
Cómo se usa
Contacto
Precios
MUESTRA

CINTAS BORRULL
cintas Borrull

   El injerto es un método utilizado por los chinos desde hace miles de años. Siguió utilizándose en el renacimiento y hasta nuestros días.

Los estudios en horticultura tratan cada día de obtener en los cultivos mayor resistencia a enfermedades que tienen su causa en el suelo.

Mediante el injerto se consigue cambiar plantaciones sensibles por otras con patrones resistentes, perpetuar clones, acelerar la madurez reproductora y mejorar la producción, además de modificar la variedad de una plantación en plena producción adaptándola con agilidad a la demanda del mercado.

   El injerto se utiliza para todo tipo de árboles y plantas, así las cintas de plástico Borrull se utilizan para el injerto de naranjos, o el injertos de limones, incluso pueden injertarse los cítricos entre si, puede injertarse un naranjo por ejemplo de la variedad navelate sobre limonero. Este tipo de injerto se hace en primavera (abril, mayo y junio) a ojo velando, es decir que la yema brota el mismo año y en julio, agosto y septiembre a ojo durmiente, es decir que el escudete agarra pero la yema no brota hasta la primavera siguiente. Es el injerto típico de los cítricos y los rosales.

   El injerto en aguacates viene dando un excelente resultado, con cintas de plástico Borrull, también es común el injerto de olivos, el injerto de pistacho, el injerto del kivi e higueras etc.

También es frecuente el injerto de viñedos con cintas de plástico Borrull, así como el injerto de rosales para obtener nuevas variedades de rosas y eficaz siempre en cualquier planta de tronco leñoso.

Especial mención merece el injerto de bonsái con cintas de plástico Borrull. Existen varios métodos para hacer un bonsái: con semilla [misho] ,con esqueje [sashiki], a partir de injerto [tsugiki], a partir de acodo [toriki],con una planta silvestre [yamadori],con planta procedente de vivero. Así pues las cintas de plástico Borrull son utilizadas para injertar bonsái escogiendo una planta que tenga hojas pequeñas y un crecimiento compacto y otra planta que tenga un crecimiento rápido, realizando el injerto del bonsái preferentemente en primavera y al cabo de un año de realizar el injerto puede transplantarse el árbol o arbusto a la maceta para bonsái.

Si bien es cierto que el resultado del injerto esta en función de la afinidad botánica entre las especies, la técnica tiene su importancia en el porcentaje de éxitos.

La temperatura influye directamente sobre la formación del tejido calloso así como la humedad, ya que las células del tejido del callo son muy sensibles a la deshidratación. Las cintas de plástico Borrull, por sus características especiales, mantienen en el injerto unas condiciones de temperatura y humedad idóneas para estimular el prendimiento en las células puestas en contacto.